Las cajas para transportar y guardar botellas La Valiente son reutilizadas, son unas cajas azules, las podéis ver en vuestro punto de venta, las llevamos llenas de Kombucha y luego en la tienda guardan las botellas vacías que algunos de vosotros devolvéis para reutilizar.

No son cajas nuevas, pero esto no quiere decir que no sirvan. Compramos las cajas por Wallapop a una familia de Rubí. Su familia tenía una bodega, elaboraban cava “ Aris Casanovas” des del año 1880 y por varias causas acabaron cerrando, el último espacio donde trabajaban hay una placa del 1965 y allí estaban las cajas y miles de botellas vacías, acumulando polvo e historia. Las compramos, hicimos varios viajes con una furgoneta prestada familiar, porque no tenemos un camión en la empresa todavía. Y las fuimos limpiando poco a poco, intentando coincidir con días soleados para no morir congelados. Jabón, estropajo y karsher y muchas ganas, este era nuestro kit de limpieza. Así, 150 cajas, ahora parecen nuevas ¡Brillan!

 

 

 

 

 

 

 

 

Más adelante encontramos 100 cajas más en LaSelva del Camp, en un pequeño sótano dónde hacían gaseosas carbónicas llamadas “Masdéu”.También recuperamos unas cajas de quintos de Estrella Damm, unas cajas súper vintage. ¡Si además de sostenibles, somos modernos!

Al final no nos hemos ahorrado dinero si contamos las horas que hemos invertido en estas cajas, pero duele menos al bolsillo y nuestra alma. Estamos orgullosos de nuestras cajas, no hemos gastado más petróleo y emisiones creando más plástico nuevo y ha sido un beneficio mutuo, estas familias ahora tienen más espacio y un dinerillo a cambio.

Como decía “el Capità Enciam: Los pequeños cambios son poderosos.”

Si alguien tiene o conoce a más gente que quiera vender estas reliquias, iremos necesitando más cajas, por favor, contactad con nosotros para hacer negocios sostenibles. 😉